Google+ Followers

Mostrando entradas con la etiqueta DECRETOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta DECRETOS. Mostrar todas las entradas

martes, 9 de diciembre de 2014

DECRETOS del "YO SOY"

 “YO SOY” la inteligencia y el OJO AVIZOR que ENCUENTRA todo.

 “YO SOY” la Inmensa Energía Electrónica que fluye, que renueva, que llena, cada célula de mi mente y de mi cuerpo, ya en este mismo momento.
 “YO SOY” la Milagrosa Presencia Trabajando en todo lo que yo necesito que se haga.

“YO SOY” la Esencia misma de todo aquello que yo deseo.

 “YO SOY” la Presencia pensando a través de esta mente y este cuerpo.

 “YO SOY” la Presencia Gobernante que me PRECEDE a donde yo vaya durante el día, ordenando perfecta Paz y Armonía en todas mis actividades.

 “YO SOY ” El Maestro Interno gobernando y controlando todos mis procesos de pensamiento en la Perfección de Cristo, íntegramente como yo deseo que sean.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

EXTRAIDO DEL LIBRO DE ORO DE SAINT GERMAIN CAPITULO 31 (plática DE jesús EN EL DÍA DE AÑO nuevo)


MIENTRAS desde las Altas Octavas de Luz con­templamos los avances del año pasado y entramos en vuestra octava de actividad humana, vemos y sentimos el gran cambio que se ha producido en un año. Es algo verdaderamente muy alentador y que asegura la meta final de la liberación de la humanidad de las cadenas y limi­taciones de su propia creación. Después de todo es una lásti­ma que la humanidad no comprenda que solamente es ella misma la única creadora de la limitación e inarmonía que existen.
En otras palabras, a través de la actividad descontrolada de lo externo, las personalidades se permiten recalificar constantemente la Energía Perfecta, la Esencia Pura de la Poderosa Presencia «YO SOY» propia, produciendo todo lo que es indeseable, cuando está dentro de su habilidad el mantenerse armonizado para que la Perfección de la Inteli­gencia y la Energía fluya a través de la forma humana y no sea recalificada. Por lo tanto, ésta haría siempre su Trabajo Perfecto, no solamente perfeccionando la forma humana, haciendo que ésta exprese la Perfección Divina, sino tam­bién dejando que la Pureza y la Perfección fluyan hacia el mundo del individuo, produciendo esa belleza, armonía y éxito que todo corazón anhela.
Pregunta.—¿Por qué es que casi todo el mundo desea mayor Belleza, Perfección y Abundancia de toda cosa bue­na?
Respuesta.—Porque es un Reconocimiento Interno del Dominio dado por Dios a cada individuo, que todos pueden mantener en cualquier momento. Yo te aseguro, amado hijo de la Luz, que cada individuo puede asegurar su dominio en cualquier momento solamente a través del reconocimien­to y aceptación de su propia Poderosa Presencia «YO SOY»; esto hace posible que esta Poderosa Presencia Inven­cible se vuelva la Poderosa Inteligencia Gobernante.
Por lo tanto, ¿no ves, pues, que no hay obstrucción para esta Poderosa Presencia, ni lucha o interferencia de ninguna especie? Es por esto que la vieja afirmación bíblica tan usa­da:«Aquiétate y sabe que YO SOY Dios», puede ser trans­formada en un poder dinámico en la vida de uno. Este ser todavía significa el armonizar y aquietar la mente externa. El año pasado hemos dirigido la atención hacia muchas de las afirmaciones bíblicas dando más explicaciones sobre el verdadero significado. Este año esperamos traerles una ex­plicación más completa de todas las afirmaciones «YO SOY» usadas a través de los siglos, para que la humanidad tenga la evidencia ante sus ojos, de la Libertad y el Dominio que están dentro de su propia aceptación de su propio al­cance.
Nos regocijamos y damos gracias porque este año va a manifestarse un apoyo financiero abundante para este traba­jo, y así la Luz Ilimitada y las Bendiciones serán traídas a la humanidad. En todas las Edades Doradas pasadas, cuando la Gran Luz de las Octavas Altas descendió a la Tierra en­volviendo y disolviendo la creación humana que rodeaba a
los individuos, éstos fueron tan capacitados para alcanzar las Altas Octavas a través de la Vista Interna, Oído y Senti­miento, que sabían por experiencia propia la verdadera realidad y que la forma externa era solamente el ropaje de esta Sabia y Suprema Inteligencia que la Poderosa Presencia «YO SOY» usó para encontrar expresión en la octava más densa, a la cual lo humano se había retirado.
Puedes tú, ¡oh, amado estudiante de la Luz!, siquiera por unos instantes darte cuenta de la gran alegría que esto trae a los corazones de la Hueste de los Maestros Ascendidos, que se han liberado de las mismas limitaciones humanas que tú estás experimentando ahora, a través del esfuerzo autoconsciente. De la misma manera que estos Amados Mensajeros han conocido con plena seguridad esta Libertad, así un día la humanidad comprenderá que todos pueden hacer el es­fuerzo autoconsciente necesario para el reconocimiento y aceptación de esta Poderosa Presencia «YO SOY» y obtener esta misma Libertad.
No dejes que ninguno de los amados estudiantes come­ta el error de pensar que la Poderosa Presencia «YO SOY» actúa independientemente del esfuerzo propio autocons­ciente del individuo. Esto nunca es así y no puede hacerse así. Es verdad que después que el estudiante ha alcanzado un cierto grado de avance, la Ley parece que empieza a ac­tuar casi automáticamente, pero esto es solamente porque un fuerte impulso ha sido establecido alrededor del indivi­duo. Déjame que te aclare ahora que mientras no hayas as­cendido no cesarás de hacer una aplicación consciente para tu propia Libertad.
Hoy repasaré algunas de estas simples, aunque todopo­derosas afirmaciones de la Verdad, porque deseo que cada estudiante bajo esta radiación tenga una copia de esto, para que la lea, por lo menos, una vez al día. A aquellos que ha­gan esto fervorosa y concienzudamente yo les daré mi propia radiación individual para bendecirlos y asistirlos en su Libertad.
El pasado año se te pidió que cargases tu mente, cuerpo, hogar, mundo y actividad con la Perfección de la Poderosa Presencia «YO SOY». Ahora, con tu permiso, yo te ayuda­ré, y también cargaré tu Ser y Mundo con esta «Poderosa Perfección y Abundancia».
Yo te ofrezco esta asistencia, ¡oh, amado estudiante! Que ninguno sea tan tonto como para dudar, porque «YO SOY Jesús, el Cristo de Galilea, a quien tú has conocido por es­pacio de 2.000 años, que le está dictando esta plática, ofre­ciéndote esta asistencia».
Déjame asegurarte otra vez que este trabajo de Saint Germain y mío es completamente distinto a cualquier otra cosa dada al Mundo Occidental, porque en este trabajo no hay conceptos humanos ni opiniones. Esto no había sido posible anteriormente hasta que la Luz Visible y los Rayos del Sonido pudieran ser establecidos, a través de los cuales podían ser dadas la sabiduría y la instrucción. Si tú, amado mío, como estudiante, puedes darte cuenta de esto, ¡qué grande será tu bendición y beneficio!
La protección que ha sido dada a América y otras partes del mundo, durante los meses pasados, ha trascendido todo lo que Yo he conocido en mi experiencia. ¡Oh, si la huma­nidad pudiese comprender todo esto, con qué agrado y gusto cooperaría ella a todo trance para mantenerlo! Así, esta Actividad Todopoderosa podría ser aumentada.
Solamente podemos atraer tu atención a la Verdad, ha­cia la Realidad, como nosotros la conocemos. Cuando pue­das aceptar esta Verdad plenamente y aplicarla en tu mun­do y actividad, obtendrás toda la prueba necesaria en tu propia experiencia para ayudarte a conocer el Poder Pleno de la Verdad de la cual he hablado. La aceptación de esta Verdad, por parte de los estudiantes, me ayudara a cargar sus conciencias, y a llenar sus mundos con la actividad correspondiente. Aquellos que duden deberán esperar, porque la duda y el miedo son las dos puertas que todo ser humano tiene que pasar para conocer y obtener su Plena y Completa Libertad. La llave que abre estas puertas es el Amor Divino en la propia aceptación de la Poderosa Presencia «YO SOY» individual, como la plenitud de este Poder del Amor Divino actuando.
La Puerta hacia la Séptima Octava de Luz permanece abierta para todos los amados estudiantes bajo esta radia­ción, para que hagan una aplicación autoconsciente sincera y deseosa. Esto, mis amados hermanos y hermanas, significa vuestra Libertad. Podrán ustedes aferrarse a esto con todo el poder de vuestra Conciencia «YO SOY» y ser libres.
A medida que yo estoy dictando estas palabras a los Mensajeros, a través de amplificadores que vuestro mundo externo todavía no conoce, estas palabras y esta radiación .están llenando el mundo mental y sensorial de la humani­dad que comenzara a actuar inmediatamente. Cuando los estudiantes e individuos tengan contacto con estas palabras, de vez en cuando encontrarán una respuesta inmediata que los ayudará a sentir la Verdad y la Realidad de lo que hablo.
iOh! Esta humanidad que a través de los servicios religio­sos de las iglesias está reconociendo mi Ascensión, ¿por qué no puede sentir la verdadera Realidad y saber que en mi Cuerpo Luminoso, Eterno, Ascendido Yo puedo y alcanzo a todos aquellos que abran sus corazones hacia Mí? ¡Oh!, hijo de la Tierra, aprende a juntar tu sentimiento de la Verdad con el reconocimiento de la Verdad que tú deseas manifes­tar en tu Vida. Entonces, estarás capacitado para alcanzar cualquier altura del avance en tu búsqueda de la Libertad.
«YO SOY la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar.»
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Verdad, el Camino y la Vida.
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Luz que ilumina a todo hombre que viene al mundo.
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Luz, es la Inteligencia que te dirige, es tu Energía Inagota­ble Sostenedora.
Tu Poderosa Presencia « YO SOY» es la Voz de la Verdad hablando dentro de tu corazón, es la Luz que te envuelve en su Presencia Luminosa, es tu Eterno Cinturón de protección a través del cual ninguna creación humana puede pasar. Es tu Eterno Depósi­to de Energía Inagotable que puede ser liberada cuando desees a través de tu descarga consciente.
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Fuente de la Eterna Juventud y Belleza, la cual llamas a la acción y expresión en tu forma humana.
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Resu­rrección y la Vida de tu cuerpo, de tu mundo de ac­ción, en esa Perfección que todo corazón humano tanto desea.

Escucha, ¡oh, amado estudiante de la Luz! Cuando estás diciendo estas afirmaciones y «YO SOY» diciéndolas por ti, ¿no ves que no solamente lo estamos haciendo por nosotros mismos, sino también para el resto de la humanidad? ¿Que cuando estás decretando algo acerca y a través del «YO SOY» lo estás haciendo por toda la humanidad al igual que para ti? Así es como la aplicación y expresión del «YO SOY» se vuelve tan poderosa e inagotable en su actividad, y actúa por siempre más allá del reino del egoísmo humano. ¿Por qué? Porque tú estás, pidiendo para todos los hijos de Dios la misma Perfección que estás llamando a la acción para ti mismo.
Esto es posible solamente en el uso de las afirmaciones y aplicación del «YO SOY», porque el actuar dentro de la Presencia «YO SOY» los lleva instantáneamente fuera de la actividad donde hay egoísmo humano. Esta es la razón por la cual el estudiante sincero y deseoso que retire toda duda y miedo se encontrará actuando dentro de una esfera de acti­vidad positiva y definida que no conoce retraso o ausencia de éxito en cosa alguna. Por lo tanto, ioh, amado!, ¿no ves cómo estás actuando dentro de un mundo de infalibilidad en donde tus decretos capacitarán el Pleno Poder del «YO SOY» para moverte a la acción, causando que toda la inarmonía y limitación humana se vayan?
Ahora te diré el decreto que la Hueste de Maestros As­cendidos y estudiantes hicieron anoche en el Tetón Real:
«La Libertad, Salud, Prosperidad y Acción Armoniosa se derramarán sobre el Mundo, como nunca antes se había ex­perimentado en la Tierra».
Los estudiantes que se unan a nosotros, usando este de­creto darán un servicio que los bendecirá a través de los tiempos. Solamente porque América es la copa, el Santo Grial, hablamos primero de ella siempre. Todos deberán sa­ber sin duda alguna que lo que bendice a América, bendice al mundo.
Una Actividad, una Radiación, como nunca había sido conocida desde la cumbre de la Ultima Era Dorada de Atlántida, fue enviada desde el Cónclave en el Tetón Real, cuya descripción Saint Germain os dará después.
La plenitud de mi Amor, Luz y Bendición te dejo, a ti y a toda la humanidad, para que la Luz dentro de tu corazón, sea tan acelerada que no conozcas más limitaciones de espe­cie alguna, y para que Esa Luz se vuelva tan Poderosa que solamente Su Radiación consuma toda la creación humana acumulada a través del pasado o presente, liberando a todos por siempre.

Mi Amor los envuelve a todos por siempre, JESÚS EL CRISTO