Google+ Followers

domingo, 7 de septiembre de 2014

Yorkshire terrier


Shire.jpg animales y mascotas


El Yorkshire terrier es el fruto de cruzamientos entre varias razas (Manchester terrier, Skye terrier, Dandie Dinmont y, también, el maltés), realizados por algunos criadores de Yorkshire en Inglaterra, que querían un perro de tamaño no muy grande que, sin embargo, supiera cazar roedores.
El perro resultante de tales cruzamientos se mostró, de inmediato, un implacable enemigo de las ratas, pero bien pronto la moda llevó a una progresiva y rápida reducción del tamaño, que hizo se convirtiera en un perro de lujo y compañía.
Su primera aparición, en una exposición canina, se produjo alrededor de 1880, e inmediatamente encontró el favor de un público siempre más numeroso. Hoy ocupa el primer lugar entre las razas inglesas, y puede afirmarse, con absoluta seguridad, que es el perro de compañía más difundido y conocido.
Con algunas diferencias obvias, se le puede considerar como la reducción del Skye terrier, del cual ha tomado, entre otras cosas, el pelaje tupido, largo y abundante. El conjunto debe dar la impresión de un perro bien proporcionado, resultando muy característico su andar muy rápido, con pequeños pasos, y su hermosa capa al viento.



El yorkie se originó en Yorkshire y la contigua Lancashire, una escarpada región en el norte de Inglaterra.1 A mediados del siglo XIX, obreros procedentes de Escocia llegaron a Yorkshire en busca de trabajo, trayendo consigo diferentes variedades de pequeños terriers. La cría del Yorkshire terrier fue realizada principalmente por trabajadores —en su mayoría de los molinos y fábricas de algodón y lana— en los condados de Yorkshire y Lancashire.2 Desafortunadamente los detalles son escasos, A. Foster es citada diciendo en 1886: «Si tenemos en cuenta que fueron los trabajadores de los molinos quiénes dieron origen a la raza... siendo casi todos hombres ignorantes, quiénes no estaban acostumbrados a la divulgación de información para uso público, podemos entender la razón del porqué no ha sido fácil conseguir datos fiables».3

Lo que se sabe es que la raza surgió de tres perros diferentes, un macho llamado Old Crab y una hembra llamada Kitty, mientras que el nombre de la tercera hembra se desconoce.4 También figuraron entre los primeros perros que dieron origen a la raza, el Paisley terrier, una versión más pequeña del Skye terrier que fue criado por su pelo largo, hermoso y sedoso, el Waterside terrier, y el Clydesdale terrier. Algunas autoridades creen que el Maltés también fue utilizado.5 A. Foster lo sintetizó de la siguiente forma: «Fue completa y originalmente creado a partir de los terriers de Escocia y se muestra como tal... el nombre de Yorkshire terrier le fue dado a cuenta de haber sido perfeccionado en Yorkshire».3
Sin embargo, no fue hasta finales de 1865, que un perro de exposición llamado Huddersfield Ben —que era un Paisley terrier con tipo de Yorkshire terrier—, propiedad de una mujer que vivía en Yorkshire, Mary Ann Foster, fue visto en las exposiciones caninas en toda Gran Bretaña, y fue quién definió el estándar de la raza denominada Yorkshire terrier.6 El nombre oficial de la raza se adoptó en 1870.

No hay comentarios:

Publicar un comentario